Archivo

Archive for 18 junio 2010

La paz social … mundial

18 junio, 2010 1 comentario

Por la misma razón por la que un país no puede tener paz social y una tasa de delincuencia reducida con un desempleo del 20 %, no se puede pretender que, teniendo a medio Planeta viviendo en condiciones de pobreza, no haya flujos migratorios de millones de personas luchando por su propia superviviencia.

Incompatibilidad de creer en -este- Dios y no creer en la Iglesia

A ver, analicemos un poco la historia. La historia de la Biblia, en concreto. Se supone que si crees en Dios, pero no crees en la Iglesia, es porque te has leído la Biblia (o almenos la parte que te cuentan los curillas los domingos) y eso te ha convencido. Ha tenido un impacto en tu vida. Has visto que nuestro señor Jesucristo es un tio de P.M., sin embargo, de vez en cuando, usas el cerebro, y ves que la Iglesia hace cosas muy muy raras.

Vale, pues analicemos la Historia de la Biblia. La Biblia esta dividida en dos grandes mitades, eso lo sabe el cristiano menos prácticante de todos, una, el Antiguo Testamento, que se lo plagiamos a los judíos. Otra, el Nuevo Testamento, cuya parte principal esta escrita por cuatro colegas muy simpáticos que NO conocieron a Jesús (no fueron apóstoles como la sabiduría popular piensa).

Para comprobar este hecho solo hay que buscar cuando fueron escritos. El más antiguo de los cuales es el de Juan, escrito aproximadamente en el año 90 . Los apóstoles, que tendrían una edad similar a la de Jesús, ¿ de verdad iban a vivir hasta los 90 en esa época ?. Todos sabemos que no.

Pero se puede pensar una cosa, si todas las Biblias actuales son iguales, en algún momento alguien decidiría meterlo todo en un solo libro, ¿ no ?. Eso lo realizaron los curillas en el año 393 d.c. . Pero claro, esto “no tendría más inconveniente” si solo hubiese 4 evangelios. Pero no, no hay solo 4 evangelios que escribieron unos tios que, repito, no conocieron a Jesucristo.

Existe una cosa que se llaman evangelios apócrifos, y que la mayoría de vosotros habréis escuchado alguna vez. Estos evangelios fueron escritos por colegas iguales que Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

La única diferencial (en lo real, no en lo divino) que existe entre estos evangelios y los apócrifos, o “no oficiales”, es que unos señores que se juntaron 360 años despues de la muerte de Cristo decidieron que esos evangelios no deberian de ir en el libro oficial, porque eran “falsos”.

La incongruencia, aparte del propio hecho de creer en algo que no puedes ver ni comprobar y que te pide que sometas tu vida entera a sus principios, es que no puedes decir que no crees en ellos, en la Iglesia, y que si que crees en Jesucristo, porque ellos son los mismos que dijeron hace 1600 años qué libros iban a incluir, (que parte de la historia te iban a contar) y qué libros no (que parte de la historia te iban a omitir).

Quizá tenga algo de sentido decir que “crees” en algo, pero que tampoco tiene que ser Jesucristo. Tranquil@, esta grabado en nuestro ADN la necesidad de creer en algo superior, la necesidad imperiosa que tenemos cada vez que perdemos a un ser querido de pensar que esto no es el final, y que algún dia volveremos a ver a esa persona.

Pero puede simplemente que esto no sea así. Y que estos señores lleven casi 2000 años aprovechandose de nuestros miedos.